Papeleria Cactus

Buscador

Pollos Sandie 1

Sinergia de las acciones de fiscalización y transparencia…Veeduría!!!

Con el afán quizás de satisfacer o hacer sentir  al pueblo incluido en las acciones de fiscalización, vigilante de la transparencia y la auditoría social, por sus constantes manifestaciones de insatisfacción, de cómo se viene manejando el erario público, se han estado creando organismos de fiscalización a la par con otros ya existentes, con el mismo concepto, criterios y cometido.

Lo que simplemente aumenta la nómina de los órganos destinados para tales fines, pero no contribuye a eficientizar ni garantiza la razonabilidad de la calidad de la administración ni el flujo de la información como se persigue, en nuestra opinión es más conveniente aunar los esfuerzos y vigorizar los organismos que legítima y técnicamente están creados para los cotejos  y hacerlos funcionar de manera eficaz y descontinuar su disgregación que sólo contribuye a hacer el sistema menos operacional.

Lo expresamos de esta forma, porque se sigue hablando insistentemente de corrupción administrativa, y de casos que con frecuencia resalta la prensa nacional, que de inmediato nos pone a pensar a todos, que estará ocurriendo con órganos como: Cámara de Cuentas, Contraloría Gral., Dirección Nacional de Persecución de la Corrupción Administrativa, Liga Municipal, el Decreto 39-03, que Crea las Comisiones de Auditoría Social, como mecanismo propio de la comunidad de control y vigilancia de la construcción de obras de infraestructuras públicas, se agrega ahora la comisión de Veedores, son todos organismos fiscalizadores, mismo hay un proyecto que cursa en las cámaras para la aprobación del proyecto de ley sobre el control y fiscalización de obras del Estado. Esta pluralidad no nos hace más eficiente.

Hay que destacar que la Cámara de Cuentas esta actuando muy distante de las concepciones y contenidos del mandato de la Ley 10-04, recordemos clausuró las oficinas regionales, redujo en números la nómina de auditores, acciones desvigorizantes del sistema de gestión, en su historia mas resiente los resultados han estado muy por debajo en lo que respecta a su ejecución primaria y por ende en su rendición de cuenta.

El veedor  sujeto que tiene como misión vigilar, data según la historia desde el año 1494, por mandado de la reina doña Isabel la católica, para comprobar los gastos ordinarios y tomar la cuenta del que gasta cada día para que no acaeciera fraude en ella. En definitiva este tipo de actividad  requiere de competencia técnica y más que preclaro el mandato de la Ley 10-04, que reviste a la Cámara de Cuentas como organismo supremo de la fiscalización y el control de las operaciones administrativas y económicas del  Estado Dominicano.

Veeduría  un modo del Gobierno interactuar con la sociedad

Hasta finales del año 2009, se consideraba a la República Dominicana como uno de los países de América Latina con menor participación social, desde el punto de vista normativo. A todo esto nos olvidamos del decreto 39-03, que data del año 2003, refiriéndose a la recién creada comisión de veeduría, la incorporación de mecanismos de participación, enfocadas en garantizar una seguridad razonable de las buenas prácticas en la gestión pública.

La sociedad sola no podrá alcanzar los resultados  que espera. Para que funcione la democracia, para fomentar el  desarrollo, debe haber gobernabilidad, espíritu crítico y destinatario con disposición de trabajar en  objetivos comunes que definan claramente que el involucrar todos los sectores es imprescindible para poder alcanzar los objetivos.

Y es en ese ámbito que se introduce  la veeduría   en los procesos, donde se invitan a  personalidades de reconocida reputación, de la sociedad civil, iglesias, empresarios y empresarias, periodistas, politólogos, en interés de crear un espacio donde puedan aportar, contribuir, vigilar, el buen uso de los fondos públicos.

La veeduría ciudadana está llamada a incidir positivamente en la gestión de la administración pública, a través del monitoreo, seguimiento y la vigilancia social. Los procesos de veeduría fortalecen las políticas públicas y las hacen más eficaces, al integrar la visión de la comunidad.

La necesidad de empoderar a la población en el ejercicio de sus derechos y de fortalecer las actividades de veeduría ciudadana, contribuyen al cumplimiento de los principios constitucionales y los conceptos de transparencia, ética, eficiencia, eficacia, equidad, servicios de calidad y garantizar los derechos y oportunidades para todos y todas.

Quiero concluir este escrito con la siguiente pregunta. ¿No será la comisión de veeduría lo mismo que la comisión de auditoría social que se desprende del decreto 39-03?

Por: Lic. Julio César Concepción Rodríguez, MBA.

Mail: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Urbanizacion Marina sin precio jpg

Bancas El Sol

Nels Auto