Papeleria Cactus

Buscador

Pollos Sandie FILEminimizer

Jueves 29 Diciembre 2016/ 3:45 P.M.

Thelma Villaverde caraPor Francis Aníbal

SAN PEDRO DE MACORIS. Un pariente de la fallecida profesora Thelma Villaverde, quien ejerció por mucho tiempo el magisterio en esta ciudad, resaltó la labor de la educadora.

Erasmo Taveras Villaverde describe la vida de la mujer fallecida casi a los 94 años en El Bronx, Nueva York, destacando su preparación y sus logros en el magisterio, en un interesante artículo que reproducimos íntegro, acontinuación:

Quién fue Thelma B. Villaverde Penson

Por Erasmo Taveras Villaverde

La Señorita Thelma Berlinda Villaverde Penson nació un 4 de enero del 1922 en la ciudad de Santo Domingo.  Sus padres fueron Ramón Villaverde (Mon),  hijo de inmigrantes  españoles y Consuelo Penson, nieta del distinguido escritor y poeta Cesar Nicolás Penson quien fuera hijo de inmigrantes ingleses.  Sus años de juventud los residió junto a sus hermanas, Consuelito, Mireya, Gladys y su hermano Ramón, en la calle Callejón de Regina en la Zona Colonial de la capital dominicana.  Cursó sus estudios primarios en Santo Domingo.

 A mediados de los años 1930 los esposos Villaverde se separaron y Doña Consuelo Penson, junto con sus cinco hijos, se mudó a San Pedro de Macorís donde la familia formo sus raíces y nacieron todos los hijos de esta gran familia.  San Pedro de Macorís en los años 1920s y 1930s era el centro de la economía del país, ya que allí se encontraba la base de la industria azucarera que era la columna vertebral de la nación.

Thelma completó sus estudios secundarios en esta nueva ciudad, la cual atesoró hasta su último aliento, y posteriormente ingresó en la Universidad Autónoma de Santo Domingo en la Facultad de Magisterio.  En la época de los años 1940s se podía contar el número de mujeres que estudiaban en la Universidad y aquellas que lograban completar sus carreras tenían que solicitar permiso al Poder Ejecutivo para que se le otorgara su exequátur para poder ejercer.  Trujillo personalmente decidía a quien le permitía ejercer o a quién no, pero Thelma Villaverde logro que se le otorgara su licenciatura por la necesidad de profesores que existía en esos tiempos.

Comenzó su carrera profesional ejerciendo el magisterio en la escuela primaria Puerto Rico y luego de varios años fue promovida a directora de dicho centro educativo. Fueron miles los niños que estudiaron bajo su tutela en San Pedro de Macorís ya que la escuela Puerto Rico era la única escuela primaria para niños en la ciudad.

En el año 1956 se fundó en San Pedro de Macorís una escuela experimental llamada Normal Rural Vicente Moscoso para ofrecer becas a estudiantes sobresalientes de todas las ciudades y municipios del país. Este centro académico ofrecía internados que incluían casa, alimentación, uniformes, material de estudios y cubría todas las necesidades de los estudiantes sin costo alguno para ellos o sus padres.   El objetivo de la Vicente Moscoso era educar y preparar maestros con el compromiso de que regresaran a sus comunidades para ejercer la carrera del magisterio que tanto se necesitaban en todo el país en aquella época, y Thelma Villaverde fue escogida para dirigirla. El recinto de la escuela Normal Vicente Moscoso tenía instalaciones para que los estudiantes pudieras practicar deportes como voleibol, basquetbol y béisbol.  Existían talleres de artes,  ebanistería, costura y etiqueta y protocolo. La educación que recibían los agraciados estudiantes era completa, y bajo la dirección de Thelma Villaverde formaban excelentes maestros.  

Thelma recibió en el año 1959 una beca del gobierno de Venezuela para hacer un post grado en la Universidad de Caracas. Obtuvo una maestría en pedagogía y al completar sus estudios regresó a su puesto de directora de la Normal Vicente Moscoso, y tras más de 30 años de servicio puesta en retiro dejando un gran legado en la enseñanza petromacorisana.

La Señorita Thelma, como todos le llamaban, nunca contrajo matrimonio y dedicó toda su vida al magisterio y al ser madre para todos sus sobrinos y familiares.

Thelma Villaverde falleció el pasado 25 de Diciembre del 2016 en la ciudad de Nueva York donde se encontraba de visita. Estaba a 9 días de cumplir sus 94 años. A petición suya será cremada y sus cenizas serán esparcidas en su amada ciudad de San Pedro de Macorís  Entre los muchos méritos y honores que recibió en vida se encuentran:

•        Condecorada con la Orden de Duarte, Sánchez y Mella, por servicios prestados a la comunidad.

•        Hija distinguida del Municipio de San Pedro de Macorís, otorgado por el Ayuntamiento.

•        Medalla al Mérito Magisterial, por sus largos años en el magisterio en San Pedro de Macorís.

Notas Curiosas:

-        Mon Villaverde, padre de Thelma, fue contratado por la compañía Ford Motor Company para venir a la ciudad de Detroit en el año 1928.  Llego a Ellis Island en el buque Huron y fue recibido por ejecutivos de la Ford y llevado a Detroit para entrevistarse con Henry Ford, fundador y presidente de la compañía.  Este viaje de Mon Villaverde está registrado en los archivos de Ellis Island en la ciudad de New York. 

La Ford Motor Company le extendió un contrato a Mon para que se trasladara a la ciudad de Detroit junto con su familia para trabajar en su fábrica, ya que Mon había descubierto un método con el cual podía reducir el consumo de combustible en los vehículos modificándoles los carburadores.

Mon Villaverde respondió que la vida en Estados Unidos no era para humanos, rechazó las ofertas cuantiosas de la Ford Motor Company y prefirió regresar a su país a tener que aceptar vivir en ese clima frio y ambiente desconocido. En aquella época la Ford Motor Company era considerada la mejor empresa para trabajar en Estados Unidos ya que en ese entonces los salarios mínimos en la Ford eran tres veces más altos que lo que las demás empresas pagaban. Mon Villaverde se llevó su secreto a la tumba ya que nunca quiso decirle ni enseñarle a nadie, ni siquiera  a sus hijos, qué era lo que hacía a los carburadores de los automóviles.  

-   A la bonanza económica que hubo en los años 1920s y 1930s en San Pedro de Macorís se le conoce históricamente como “La Danza de los Millones”. En ese entonces San Pedro era la ciudad más próspera de República Dominicana, lo cual atrajo inmigrantes de diversas partes del mundo, particularmente las Antillas Inglesas (Tórtola y Saint Thomas), Medio Oriente (Líbano, Siria y Palestina) y Europa (España e Italia principalmente).

Recordemos que en San Pedro de Macorís se construyó el primer aeropuerto del país donde el famoso piloto estadounidense Charles Lindbergh aterrizó en su primer viaje alrededor del mundo haciendo su primera parada fuera de los Estados Unidos. También el primer teléfono del país fue instalado en San Pedro, al igual que teatros de ópera y de orquestas sinfónicas. Fruto del esplendor de aquella época es que a San Pedro de Macorís se le denomina como “La Tacita de Oro”.

Urbanizacion Marina sin precio jpg

Bancas El Sol

Nels Auto